Los detectives del pasado

Autor: Juanjo Martín

El detective de homicidios llega a la casa, es la escena de un crimen. Entra con cuidado, situando casa pisada allí donde no pueda comprometer una prueba. Aunque todo es muy reciente hay que averiguar qué sucedió. Los objetos que están tirados por el suelo sugieren una pelea y los cristales rotos de la ventana indican que el asesino entró por la ventana. 

Esta es una escena típica de una película de detectives, donde el sabueso averigua quién es el asesino empezando por recomponer las piezas del puzle que han quedado en el lugar del crimen. Es una tarea compleja; como viajar en la máquina del tiempo unas horas atrás y ver lo que pasó. Si averiguar lo que sucedió hace unas horas le puede parecer difícil, imagine la dificultad si lo que tenemos que averiguar cómo era la vida cotidiana de personas que vivieron hace miles de años, tan solo a partir del suelo donde habitaron.

Eso es lo que hace el grupo de investigación de la Universidad de La Laguna PaleoChar. Estos Sherlock Holmes de la prehistoria han cambiado la lupa por el microscopio y la capa corta por la bata blanca. Auténticos detectives del pasado, reconstruyen la historia analizando el suelo que pisaron nuestros antepasados. Y no es un proyecto cualquiera. PaleoChar consiguió financiación de unas de las convocatorias europeas más competitivas que existen, las European Research Council un programa de financiación de la investigación del Consejo Europeo de Investigación que buscan “reforzar la excelencia, el dinamismo y la creatividad de la investigación europea”. Al mando de este grupo de detectives de la historia está la geoarqueóloga Carolina Mallol.

Su laboratorio, situado en el Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González, estudia y custodia muestras de suelo provenientes de yacimientos en España, Francia, Israel, Tanzania o Uzbekistán. Sí, restos de suelo. A partir de las moléculas que se encuentran el estas muestras estos investigadores son capaces de averiguar aspectos tan interesantes de la vida de nuestros antepasados como su dieta o si cocinaban sus alimentos. Pero no esperen encontrar un laboratorio lleno de arqueólogos, allí trabajan químicos, geólogos y biólogos en un entorno multidisciplinar que es el que hace posible este tipo de investigaciones. Antonio Herrera, químico e investigador de este proyecto lo explica perfectamente. “Cuando los arqueólogos encuentran una vasija extraen de ella información sobre cómo se fabricó o el material de la que estaba compuesto, pero no pueden saber si contenía leche o agua. Ahí es donde entra la química y sus métodos de análisis, que hacen posible averiguarlo. Cualquier sustancia está compuesta por moléculas; nosotros podemos rastrear la presencia de estas moléculas en la superficie de los materiales”.

Un gran aliado para esta investigación es la tecnología. “En los años 60 del siglo pasado hubo grandes avances tecnológicos hasta el punto que podemos analizar partes por trillón”. Estas técnicas son tan precisas que se puede llegar a detectar, por ejemplo, si en una gran represa de agua alguien ha vaciado un pequeño sobre de azúcar.

Pero en el laboratorio de la Dra. Mallol no encontraremos fragmentos de huesos ni trozos de cerámica; su gran tesoro son 4 grandes congeladores repletos de muestras de tierra. Polvo llegado de los yacimientos de todo el mundo que son estudiados aquí minuciosamente. Analizando estas tierras se puede averiguar mucho sobre aspectos de la vida y sociedad de los protagonistas de este proyecto: los Neandertales. 

Una de las actividades de los Neandertales que más pistas da sobre cómo era su vida, son los fuegos y hogueras. Ahí se centran buena parte de los esfuerzos del proyecto PaleoChar, en buscar y analizar cenizas de fuegos que se apagaron, en algunos casos, hace 200.000 años.

Marga Jambrina estudia los materiales que se quemaron en esos fuegos. “En las hogueras se pueden distinguir dos capas. Una se corresponde al suelo donde se realizó el fuego, con las hojas que caen de los árboles o las hierbas del terreno. La otra es el combustible de esas hogueras, formado por huesos de origen animal o ramas de plantas. Para nosotros es muy importante determinar qué pasó en esos fuegos y lo hacemos estudiando biomarcadores, moléculas fósiles preservados en el sedimento”. En estos no hay restos apreciables de ramas o huesos, sólo polvo, pero que después de ser analizado ofrece una cascada de información. “Podemos saber qué tipo de plantas quemaron, a qué especie pertenecía, si se trataba de hojas o ramas y hasta las temperatura que alcanzaron esos fuegos. Conociendo las especies vegetales utilizadas podemos inferir qué tipo de clima había en ese lugar durante esa época; todo gracias a que cada elemento tiene una huella dactilar molecular que las diferencia”.

De la misma manera que el detective reconstruye lo que sucedió en la escena del crimen observando las huellas de unas pisadas o la posición de los objetos, estos investigadores recrean cómo vivían los Neandertales estudiando qué echaban al fuego. Gracias a investigaciones como las que realiza el equipo de Carolina Mallol, hoy sabemos que los Neandertales no eran seres asilvestrados, que mantenían entre ellos lazos emocionales y se comportaban altruistamente. Lo que seguramente nunca llegó a imaginar un Neandertal es que ese palo que tiraba con desdén al fuego para entrar en calor acabaría 200.000 años después bajo el microscopio y descubriendo a la humanidad mucho sobre sus emociones y su vida.

Cuestión de tiempo

Aquello que era argumento de películas de ciencia ficción, puede llegar a ser noticia real en los informativos de todos los canales de televisión, en la prensa escrita y las emisoras de radio. Fenómenos como agujeros negros que chocan entre sí o estrellas de neutrones capaces de generar ondas en la ‘malla espacio-tiempo’ son más […]

Así es un animalario por dentro

Los procesos biológicos son extremadamente complejos; desde el funcionamiento interno de una célula hasta el movimiento de un brazo requieren de una concatenación de efectos que se despliegan a modo de fichas de dominó, una especie de reacción en cadena abrumadoramente difícil de entender. Para poder abordar esta complejidad las mujeres y hombres de ciencia  […]

Investigar jugando: Crowdsourcing y videojuegos

Si bien los primeros videojuegos aparecieron en la década de los años 50 no se popularizaron realmente hasta los años 70. Desde entonces se han transformado en una de las opciones de ocio más importantes y a las que más tiempo se les dedica. En España son la principal fuente de ocio audiovisual, por encima […]

La invasión de los contaminantes

En los últimos años ha desembarcado en nuestra sociedad un nuevo miedo irracional. A la fobia al Wifi o las antenas móviles se suma el miedo a la Química. No es difícil encontrar en el lineal del supermercado productos que se anuncian como “libres de químicos” o “sin química”. Esto nos puede hacer llevar a […]

Dime cómo están tus tripas y te diré cómo va la cabeza

Sin querer quitar protagonismo al corazón (que ya ocupa las portadas de las revistas) y el músculo (que levanta pasiones), el cerebro es el órgano más importante del organismo. Sin el correcto funcionamiento del mismo, sería imposible efectuar la mayor parte de las funciones que desempeñamos cotidianamente, desde las que aparentemente nos parecen más sencillas […]

Emmy Noether

Edith Padrón: “Emmy Noether tuvo claro que el desarrollo de la Ciencia no debía apuntar a grandes nombres propios” Edith Padrón es profesora titular del Departamento de Matemáticas, Estadística e Investigación Operativa de la Universidad de La Laguna y apasionada de la divulgación. Pertenece al Grupo de Geometría Diferencial y Mecánica Geométrica y, además de […]

Tres investigadoras, tres vivencias, tres mujeres

Para esta edición de Hipótesis, dedicada monográficamente al papel de la mujer en la Ciencia, quisimos dialogar con tres investigadoras de la Universidad de La Laguna que están en tres momentos diferentes de su carrera. Para ello organizamos un encuentro entre una estudiante de doctorado, una profesora y una catedrática de la Universidad de La […]

Eres despreciable

Hoy en día no tememos a las constantes universales, pero hace aproximadamente doscientos años muchas de ellas nos eran del todo desconocidas. Ahora bien, uno no se levanta un día y piensa en un número tan hermoso como la constante de gravitación universal, G ≈ 6.674 x 10-11 Nm2/kg2. No. Para dar con ellas, la […]

Transgénicos: Los primeros 25 años.

Los primeros alimentos transgénicos llegaron hace 25 años a los supermercados de Estados Unidos. Es un buen momento para reflexionar sobre lo que han supuesto, sus beneficios, y toda la polémica que hay alrededor de ellos.  Cuando le preguntamos a la gente sobre transgénicos, es probable que nos diga que son unos alimentos peligrosos o […]

La Paradoja del Fuego

Un axioma que se debería aplicar cualquier ciudadano que deseara estar bien informado tiene que ver con mantener un saludable escepticismo ante las informaciones que nos llegan desde las redes sociales, sobre todo de aquellas que tienen muchas visitas y reenvíos. No pudo imaginar Jean François Revel cuan visionario llegaría a ser su ensayo “El […]

Lo que oímos y lo que escuchamos

A menudo nos reímos de los japoneses por pronunciar /r/ como /l/. Recuerdo un viejo chiste, un tanto irreverente, donde un japonés protestaba diciendo “los perros del Curro no me dejan dormir” pero al “estilo” japonés, y el otro le contestaba, “…pues si te molestan, arráncatelos”. En japonés el contraste entre esos dos sonidos no […]

text